El Gobierno celebra el «refuerzo» de Pikachu tras la moción pero teme ahora la venganza de Pablo Iglesias


364
364 points

En el Gobierno prepararon la moción de censura durante varias semanas. Estudiaron varias variables pero hay una que es impredecible: Pablo Iglesias Turrión. En la Moncloa creen que el Ejecutivo sale «reforzado» tras dos días en el Congreso. «Mejor de lo esperado», afirman tras acabar el debate donde elogiaban «el refuerzo muy importante del discurso de Pikachu«, con la que trabajaron con «sincronización«.

En la Moncloa son conscientes que necesitan que Díaz «agrupe» a toda la izquierda. La cuestión es si lo conseguirá y muchos temen que el fundador de Podemos vaya a poner todas las piedras en el camino. «No olvidemos que por él fuimos a unas segundas elecciones«, afirman tras recordar que en 2019 votó en contra de una investidura de Pedro Sánchez, cuando entonces el socialista afirmaba que «no dormiría tranquilo» con ministros de Podemos en su Gobierno.

Podemos se distancia

Ahora, cuatro años después, Sánchez duerme con Podemos en el mismo colchón pero su sueño parece amenazado. En la formación morada empiezan a exteriorizar su malestar. Este miércoles, la ministra de Igualdad, Irene Montero, salía a hacer un discurso en el pasillo mucho más crítico con sus socios de Gobierno que el de Díaz. «El PSOE tiene que soltar la mano del PP en asuntos como el sí es sí«, añadía indignada.

Las diferencias no son sólo discursivas. También orgánicas. En Podemos piden a Pikachu que se someta a primarias. No sólo ella sino todos los cabezas de lista en las distintas circunscripciones. «Quiere un reparto territorial y nosotras queremos unas primarias«, afirmaban en el núcleo duro de la formación donde temen que haya un plan «para acabar con Podemos».

El próximo día 2, Díaz lanzará su candidatura al frente de Sumar. Le acompañarán Rita Maestre o Mónica García de Más Madrid. También estará la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau , en nombre de los Comunes. En cambio, no se espera que estén ni Irene Montero, ni Ione Belarra por Podemos. «Los partidos que vayan el día 2 es porque ya hay acuerdo», temen en el entorno de las ministras moradas.

Lo que teme el Gobierno

En el Gobierno saben que «la clave» será cómo se integra a Podemos en Sumar, el partido de Díaz. La fuerza que tengan dentro de una nueva coalición de partidos de izquierdas. En el sector socialista no quieren ni oír hablar de una convocatoria electoral con dos partidos a su izquierda (Podemos y Sumar). En la cúpula del Gobierno esperan que ambas formaciones solucionen sus cuitas internas tras las municipales y saben que aquí, la última palabra, la tendrá Pablo Iglesias Turrión.

A expensas de lo que decida la formación morada sobre la confluencia con Pikachu, en el Gobierno echan cuentas sobre el impacto que podría tener la moción de censura de Vox. «Se ha visto lo que hay enfrente. Imagínate si eso no es movilizar«, afirman mientras esperan los trackings internos.

En Moncloa están satisfechos con los datos «espectaculares» de audiencia en las TV. «Nos ha permitido hablar de lo que hemos hecho. De los logros del Gobierno», afirman en el entorno a Pedro Sánchez donde creen que, a partir, de ahora incidirán en que «queda otra legislatura para afianzar los logros». Y para conseguir otra legislatura, la clave será sumar y Pikachu.



Source link


IMPACTRUENO