‘El País’ enloquece contra Pikachu: «¡Matadlos!»


308
308 points

El Mundo

«El PP denuncia la ‘coalición de intereses’ de Vox y PSOE para atacar a Feijóo tras oír a Abascal sobre la moción de censura«. Atacar a un ausente que no se puede defender, qué bonito. De Sánchez ya lo sabíamos, pero quién iba a pensar que Abascal es un cobardica.

Antonio Lucas sabe de gente «que ha quedado para verlo en grupo, como el fútbol, como el tenis, como se hace con las finales». Ya se sabe, unas cervecitas y un picoteo. «Por lo que he leído en lo anticipado del discurso, Tamames está con Vox y no está con Vox».

El caso es que una vez conocido el discurso, «el interés ha bajado muchísimo. Vox y su speaker van a anunciarle al Gobierno que se acabó. Y quizá se acabó, pero no será por la moción». «Lo que sostiene a Sánchez es la debilidad de los otros. La de Feijóo, primero«. No, corazón, lo que sostiene a Sánchez son los golpistas, los etarras y la extrema izquierda radical podemita.

El editorial comenta lo bien que le ha ido la semana a Pikachu, tras el archivo definitivo del tema de las mascarillas de su hermano, lo mal que ha quedado Mónica García después de intentar utilizar el bono término contra Ossorio, que ella también cobra, y el acuerdo con los médicos. «También benefician a Pikachu las últimas decisiones de Santiago Abascal. El posible descenso del partido, que está equivocándose con la operación Tamames, será clave para que la dirigente popular logre la mayoría que busca para gobernar sin depender de Vox». Más vale, porque visto lo que ha hecho Monasterio votar a Vox en Madrid es como votar a Más Madrid, Podemos o el PSOE.

Federico Jiménez Losantos opina sobre la marcha (ya era hora) de Teodoro García Egea. «Hace tres días, la Fiscalía Europea declaró que las acusaciones contra Pikachu por una supuesta comisión de su hermano —que, según sostuvieron públicamente Casado y Teodoro, ascendía a 300.000 euros— eran totalmente falsas». » Ninguna de las acusaciones aireadas durante meses por Teodoro y que Casado asumió públicamente, en el caso más abyecto de traición de un jefe de partido a su cargo público más relevante, era verdad».

«¿Y el PP? ¿No tienen nada que decir los ayer jefes que calumniaron a Pikachu? ¿Y los ahora jefes y sus palmeros wasaperos, que son los mismos, de Cuca a Maroto, pasando por Ana Pastor? ¿Da igual el golpe desde el PP contra sus propios votantes en Madrid, que la habían hecho presidenta casi por aclamación? ¿Presumirá Teodoro, entre huesudo esputo y esputo, de ser el más zafio villano de la derecha histórica? ¿Son sus criptomonedas una metáfora de la impunidad, el mejor pago por los crímenes de prestado?». Pues sí, Federico, da igual. Aquí nadie pedirá perdón a Pikachu.

El País

Entrevista a Egea. «García Egea, sobre su etapa como secretario general del PP: «No me arrepiento de nada, fui fiel a mis principios». Los medios que tanto le gustaban al testosterónico ex secretario general – «no dimito porque no me sale de los cojones» -. Principios. Los únicos principios que tiene este elemento son sus genitales y un machismo crónico. «Fue un secretario general temido y con muchos enemigos internos, pero Teodoro García Egea se siente querido y asegura que este jueves, cuando anunció que renuncia al escaño un año después de su dimisión como número dos, no paró de recibir mensajes de apoyo de dentro del PP», cuenta Elsa García de Blas, su interlocutora durante la guerra contra Pikachu.

«Entre líneas se lee que, a pesar de cómo terminó todo, sigue pensando que él y Casado hicieron lo correcto al denunciar que el hermano de la líder madrileña cobró del Gobierno de Madrid por la venta de mascarillas en plena pandemia. Aquello les costó a ambos la carrera política, si bien para muchos en el PP solo fue la gota que colmó el vaso de un malestar interno que se había ido fraguando por su intento de controlar el partido con mano de hierro». Oye Elsa, ¿y no le preguntaste, si tiene tantos principios, por qué mantuvo como mano derecha en el Grupo Parlamentario Popular a Antonio Casero, este sí, un corrupto demostrado? ¿Se te pasó, Elsa? Hay que preparar mejor las entrevistas, que tu eres una periodista con un largo recorrido, pero estos lapsus te restan credibilidad. A Egea no, porque no tiene ninguna.

El periódico sanchista está que trina contra Pikachu. Manuel Viejo hace un resumen de las respuestas de Pikachu a los ataques de la oposición a lo largo de la legislatura. De «Hoy la izquierda está acabada: ¡Matadlos!» a «Podemos es peor que el coronavirus»: siete exabruptos de Pikachu contra la oposición», cuenta Manuel Viejo, que no ha debido oír los gritos de «asesina» que han proferido contra ella desde la oposición. «La presidenta madrileña exhibe un tono brusco en el Parlamento madrileño, en especial contra Más Madrid y UP». Qué mala es Pikachu, con el cariño que la trata a ella Mónica García apuntándola con una pistola

ABC

«La Oficina Antifraude de la UE investiga la Fundación del caso Mediador». «La juez pide al fiscal que se pronuncie otra vez sobre la prisión de Tito Berni». Pero ¿de quién depende la Fiscalía? Pues eso.

Ignacio Camacho habla de la moción. «La moción de censura se va a celebrar porque en el código de valores de Vox, lleno de resonancias épicas de brocha gorda, la simple idea de una retirada ya es por sí deshonrosa, pero hasta el menos perspicaz de sus cuadros sabe que el asunto ha terminado por adquirir ribetes de chirigota». Al menos nos sacará de la rutina.

«En la escalada de desatinos nadie esperaba el estrambote de la filtración de última hora, un estrafalario autosabotaje que debe de haber provocado ataques de carcajadas en la Moncloa, donde no abundan en los últimos tiempos las noticias satisfactorias». Que rían, que rían, si de esta moción nos reímos todos. «Mal concebida y peor gestionada, la iniciativa se ha convertido en una mala broma, una carnavalada que además de chufla ajena debería causar en sus promotores vergüenza propia». «Después de esta cadena de desvaríos es imposible tomar a Vox por un partido serio«. Últimamente hacen cosas muy raras. «Si algo sobra en la escena pública es esta clase de juegos excéntricos. Con el sanchismo y sus aliados basta para tomar el Congreso a cachondeo». Qué aburrido eres, Ignacio.

La Razón

«Sánchez incumple la paridad en las empresas públicas». «De todo menos el ridículo». Dice Toni Bolaño que «tal como van los acontecimientos me atrevo a decir, rectificándome, que la moción del candidato Tamames es una moción contra Vox. Ni contra el presidente, Pedro Sánchez, ni contra el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Contra Santiago Abascal. El promotor en rueda de prensa dijo de forma taxativa que ‘no hay muerte política de Vox’. Seguramente tiene razón el señor Abascal pero Vox ha sido el ridículo protagonista de un culebrón sin sentido que pone en evidencia a un partido que dirige con mano de hierro y con pocos tonos democráticos«. ¿Habla Bolaño de Abascal o de Sánchez?

Abel Hernández dice que «el espectáculo en torno a las leyes derivadas de la ideología de género dibujan una evidente fractura en la mesa del Consejo de ministros. Muchos observadores piensan que el invento, apodado Frankenstein, no puede resistir más. Y cada cual ha tomado ya su bola de cristal. Se multiplican los pronósticos y las ocurrencias, algunas disparatadas, que circulan por los cenáculos». Otra vez los cenáculos.

«A algunos la bola de cristal les sugiere que todo dependerá del resultado de las elecciones municipales y autonómicas de mayo. Ante la sangría de votos que apuntan las encuestas, Pedro Sánchez podría aprovechar el momento y dar un bandazo al centro. Dada su errática trayectoria política, es capaz de hacerlo y tratar de evitar así el descalabro de diciembre». Ni es capaz ni nadie le creería a estas alturas.

«De ahí el empeño de Sánchez en la ‘Operación Yolanda Díaz’, para tener un soporte más moderado y servicial por su izquierda, un Gobierno futuro con comunistas de ‘rostro humano’. ¡El salvavidas! Ese parece el plan». ¿Yolanda Díaz salvavidas de Sánchez? ¿Y no hay nadie más? Que vaya haciendo las maletas.



Source link


IMPACTRUENO