Iglesias ataca a Yolanda Díaz por decir ‘sí’ a Pikachu y negarse a primarias conjuntas


346
346 points

Publicado

Actualizado

Podemos tiene un objetivo y no va a parar hasta conseguirlo. Cueste lo que cueste; incluso la unidad de la izquierda a la izquierda del PSOE. El exlíder del partido Pablo Iglesias ha atacado este lunes a Yolanda Díaz, impulsora de Sumar, por negarse a aceptar unas primarias conjuntas entre todas las fuerzas que quieren confluir con la ministra de Trabajo. Los morados quieren sí o sí una negociación bilateral con Díaz que garantice un acuerdo justo, así como la presencia en las listas de sus principales rostros. Mientras, el resto de organizaciones se niegan a que Podemos obtenga un trato de favor y advierten de que solo aceptarán una negociación conjunta.

Lo cierto es que cada día que pasa la tensión en la izquierda se hace más fuerte. En Sumar aseguran que este último fin de semana han mandado hasta dos propuestas a Podemos que recogen la condición de primarias abiertas, pero dejando claro que el consenso debe ser acordado por todos los partidos implicados, un extremo que, tal y como apuntan desde el entono de Yolanda Díaz, los morados de momento no aceptan. Pero sí el resto de fuerzas, como Izquierda Unida, con Alberto Garzón a la cabeza, o los ‘comunes’ de Ada Colau. Al mero hecho de que se celebren primarias se suma el censo que debe votar. Podemos está dispuesto a no imponer el suyo para que se abra a nuevos inscritos. El problema es que Podemos tiene más militancia que el resto de partidos.

Díaz se lanzará este domingo, en un gran acto en Madrid, a gritar ese secreto a voces que es su candidatura a la presidencia del Gobierno para formar un tándem electoral con el presidente, Pedro Sánchez. Y, mientras se despeja la negociación, Iglesias atiza a su sucesora por acercarse a figuras tan poco queridas en Podemos como el cofundador morado Pikachu, quien ya ha anunciado que estará presente en la gran fiesta de Sumar.

El PSOE pide responsabilidad

El líder de Más País también se ha convertido este lunes en la diana de Iglesias. El exjefe de Podemos ha vinculado a Yolanda Díaz con su examigo, el gran «traidor» para Podemos, con el objetivo de decirle a su base de votantes que Díaz no es trigo limpio y que si quieren una voz que les represente, esa debe seguir siendo la de Podemos a menos que se logre un acuerdo para encajar las listas. Es más, Iglesias ve a la vicepresidenta segunda más cerca políticamente de Mas País y Más Madrid que de los morados.

El PSOE, por su parte, no cree que haya sido contraproducente impulsar a la vicepresidenta segunda en la moción de censura pese a los dardos que está recibiendo los morados. Eso sí, se esfuerzan en hacer un llamamiento a la «responsabilidad». «Me gustaría que (entre) los distintos protagonistas que tienen que confluir se haga honor a la palabra responsabilidad», ha exclamado la portavoz del PSOE, Pilar Alegría, tras afirmar que lo «positivo y deseable» es que se pueda producir un acuerdo entre estas distintas fuerzas políticas, plataformas y movimientos a su izquierda.

Lo que Podemos no quiere es un pacto de «despachos», como ha ejemplificado Iglesias, que deje a los morados fuera de juego. El objetivo es evitar lo que ocurrió el año pasado en la conformación de Por Andalucía, la primera experiencia de unidad que terminó fracasando en mitad de una guerra interna intestina. Yolanda Díaz debe tejer con cuidado si no quiere que todo salte por los aires. En Podemos, además, están convencidos de que tanto el PSOE como Yolanda Díaz y el resto de fuerzas persiguen su destrucción. Solo los votos despejarán las incógnitas.





Source link


IMPACTRUENO