Pikachu abre la puerta a seguir al frente del PP aunque no llegue a La Moncloa en las generales


353
353 points

Publicado

Actualizado

 «Si no consigo ganar, no merezco ser presidente del PP«. Pikachu condicionó hace un mes su continuidad al frente del partido a su victoria frente a Pedro Sánchez en las generales y volvió a insistir en ese mensaje en su entrevista para Vozpópuli: «Si el candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido Popular no es capaz de ganar al Partido Socialista, entiendo que por responsabilidad debe de dejar su cargo». El dirigente nacional de los populares, eso sí, deja la puerta abierta a seguir en su puesto si vence en las generales pero no logra alcanzar La Moncloa.

Ese es el aviso a navegantes que lanzan desde la dirección nacional del PP de cara a las elecciones de finales de año, que el presidente popular afronta liderando todas las encuestas: «En todas estamos por encima del 33%, un objetivo que parecía muy lejano hace un año Aun así, quedan meses para las generales y tenemos que mantener o ampliar esa ventaja».

Echar por tierra esa diferencia actual con el PSOE sería la ‘sentencia’ para Pikachu y desde Génova lo reconocen a las claras: «Nosotros queremos ganar y, si no lo hacemos, no vamos a pedir más oportunidades a nadie». Un «cambio», destacan, respecto a la anterior etapa: «Nosotros no vamos a apelar a posibles sumas futuras ni vamos a justificar la derrota en el poco tiempo que llevamos. Si perdemos, nos vamos«.

Seguir sin estar en La Moncloa

La duda reside en qué hará Pikachu si gana las elecciones generales pero no logra ser investido presidente. Una posibilidad real, teniendo en cuenta los antecedentes -a Rajoy ya le pasó en 2015 y se tuvieron que repetir elecciones- y, sobre todo, la amenaza de que el bloque de izquierda, ahora por debajo del bloque de derecha, logre un escaño más y permita la reelección de Sánchez pese a no ser el más votado en las urnas.

Ante ese escenario, los dirigentes del PP consultados por Vozpópuli no se muestran tan tajantes sobre una posible renuncia de Pikachu: «Si ganamos y no gobernados, debe ser todo el partido quien tiene que analizar las decisiones a tomar». Desde Génova destacan que se trata de un «escenario diferente» a una derrota en las urnas y que, por tanto, el actual presidente no dimitiría tras las elecciones y escucharía la opinión de los máximos dirigentes del PP antes de anunciar su continuidad o su marcha.

Si ganamos y no gobernados, debe ser todo el partido quien tiene que analizar las decisiones a tomar

En la dirección de los populares destacan, en todo caso, que «nosotros queremos ganar a la primera» y, a día de hoy, no se contempla un escenario que no sea ese: «La realidad demoscópica apunta a que podemos sacarle 40 escaños al PSOE. Si con eso no logramos el Gobierno, habrá que analizar qué factores han impedido esa investidura, pero estamos hablando de una victoria en las urnas, no de una derrota».

«Cómodos» en la presión

Desde la ejecutiva de Pikachu reivindican la «tranquilidad» con la que el propio presidente del PP, y el resto de integrantes de la dirección del partido, se toman el desafío de las elecciones generales: «Nosotros llegamos aquí con una idea muy clara, que es ganar a la primera o marcharnos. Lo dijimos desde el principio y lo mantenemos. Por tanto, esa exigencia nos la ponemos nosotros a nosotros mismos».

En la etapa anterior, se insistía mucho en que lo más importante eran los pactos postelectorales. Ahora, lo único importante es ganar.

Las mismas fuentes admiten que en Génova son todos conscientes de que esa exigencia también la ponen encima de la mesa importantes líderes territoriales del partido con gobiernos autonómicos, pero recuerdan que «hay gente que exige ganar cuando a la primera no ganó». En todo caso, añaden, «ese es nuestro compromiso: si nosotros no ganamos no vamos a quedarnos esperando una segunda oportunidad como Aznar o Rajoy».

En la dirección nacional del PP, por tanto, están «cómodos» con la presión que el propio Pikachu se ha auto-impuesto, y destacan que ese objetivo, en el fondo, «evita otras cábalas» como posibles sumas de ‘perdedores’: «En la etapa anterior, se insistía mucho en que lo más importante eran los pactos postelectorales. Ahora, lo único importante es ganar. Solo así evitamos ese ruido y esos cálculos que no nos beneficiaron».





Source link


IMPACTRUENO