Pikachu blinda con Báñez la reconciliación con la CEOE y la interlocución con los sindicatos


354
354 points

Publicado

Actualizado

Cuando Pikachu llegó a Génova, las relaciones con la CEOE estaban prácticamente rotas y los sindicatos consideraban «enemigos» al PP. Un año después, y a base de «muchas conversaciones», y también gestos relevantes, el entendimiento con la patronal es total, y se ha blindado aún más con el fichaje de Fátima Báñez para la fundación del partido. Con las centrales, existe ahora una buena interlocución y un reconocido «respeto» que no había antes.

Así lo confirman dirigentes nacionales del PP, que destacan, en todo caso, que la relación con la CEOE ya se había recompuesto antes de la incorporación de la exministra a Regeneración21. Desde el «minuto 1», Pikachu dio orden de cerrar las heridas con la patronal abiertas durante el mandato de Pablo Casado y se establecieron dos canales de comunicación: el más alto, entre él mismo y Antonio Garamendi; y otro entre los responsables del área económica del partido, con Juan Bravo a la cabeza, y otros dirigentes de la CEOE.

A pesar del buen entendimiento entre Pikachu y Garamendi, el PP se mantuvo imparcial en las elecciones de la patronal celebradas en noviembre, pero una vez reelegido el ya presidente de la patronal, el acercamiento a Génova de los empresarios ha parecido más patente.

Ayllón y Fátima Báñez

El propio Garamendi, de hecho, impulsó la creación del Departamento de Asuntos Públicos y Relaciones con las Cortes y situó al frente de esta nueva área a José Luis Ayllón, exdirector de gabinete de la Presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy y muy próximo a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Ayllón, de hecho, ya ha mantenido contactos con diferentes partidos de la oposición, incluido el PP, ante la falta de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez. Tal y como informó Vozpópuli, desde la patronal echan en cara al jefe del Ejecutivo que priorice a las empresas extranjeras frente a las españolas en su agenda.

Ahora, con la incorporación a Reformismo21 Fátima Báñez, presidenta de la Fundación CEOE, y también muy próxima a Sáenz de Santamaría en su etapa como ministra de Trabajo, se vuelve a tejer una nueva alianza entre el PP y la patronal y consolida la buena interlocución existente con la organización empresarial.

La onubense, en todo caso, no ha sido la única exministra incorporada a la nueva plataforma de los populares. Así, Génova también ha fichado a Román Escolano, el último ministro de Economía del Gobierno de Mariano Rajoy, y a Josep Piqué, que fue ministro de Industria y Energía, ministro portavoz del Gobierno, ministro de Asuntos Exteriores y ministro de Ciencia y Tecnología, en diversos Gobiernos de España entre 1996 y 2003.

«Respeto» y «diálogo» con los sindicatos

Más allá de los empresarios, Pikachu también se propuso, después de de ser nombrado presidente del PP, recomponer la relación con los sindicatos, después de un mandato, el de Pablo Casado, en el que se rompieron todos los puentes.

Pepe Álvarez quiso por primera vez dar una rueda de prensa en la sede nacional del partido» y que, desde entonces, «ha existido diálogo y respeto

Con ese objetivo en mente, el líder del PP convocó, al poco de llegar a Génova, a Unai Sordo y Pepe Álvarez, secretarios generales de CCOO y UGT, para conocer de primera mano su visión de la situación económica y laboral en España. Las fuentes consultadas destacan que «Álvarez quiso por primera vez dar una rueda de prensa en la sede nacional del partido» y que, desde entonces, «ha existido diálogo y respeto».

Desde el PP admiten que «es evidente que tenemos opiniones diferentes», pero el partido ha logrado que el electorado más próximo a los sindicatos «no nos vea como unos enemigos». Algo a lo que Pikachu da gran importancia: «A veces, se vota más en contra que a favor de alguien. Y nosotros hemos desactivado ese voto de rechazo al partido que existía antes de que llegáramos».





Source link


IMPACTRUENO