«Yo bendije a Pikachu y salió alcalde»


297
297 points


«¿Quién vive?», pregunta la cantante en el escenario. «Cristo, Cristo», se desgañitan desde el público. «Y vivo está, ah, ah, y vivo está, ah, ah, ah», entona de nuevo la vocalista, estilo soul. Aparquemos por un momento los mensajes, esto, más que otra cosa, es un concierto. Como ocurre en cualquier espectáculo, después de los primeros temas cañeros, vienen las baladas, el momento de ponerse íntimos, tiernos. «Invoquemos el nombre de Yeshúa, Yeshúaaaa» (léase con voz sugerente). Y la gente lo invoca con los ojos cerrados, las manos en alto y los brazos en cruz. Un poco en actitud Cristo del Corcovado.

Esto que, desde la distancia, hemos denominado concierto, ellos lo llaman «tabernáculo». O, para entendernos mejor, «momento para la oración y los milagros«. La composición consta de toda una banda con dos baterías, varios guitarras y cinco mujeres cantando desde un palco presidido por una gran pantalla de plasma. Entre el público, mayoritariamente femenino, también hay bebés, chicos de barrio con gorras de lado y jovencitas con la camiseta del Madrid de Sergio Ramos

En la platea ondean banderas de casi toda Latinoamérica, Turquía, Hungría y la Comunidad de Madrid. Los mensajes –ahora sí– se centran en la resurrección y la palabra divina, nada de mítines políticos. La reunión se celebra cada martes en la iglesia Cristo Viene, ubicada en unas naves del popular barrio madrileño de Usera. A estas alturas, ya es célebre por ser el templo de la «apóstol» Yadira Maestre, la predicadora que compartió tribuna el pasado fin de semana con los líderes del PP en un acto llamado Europa es hispana.


Uno de los ritos de la iglesia del pastor Miguel

Cedida

Yadira los martes descansa, su turno llega el domingo, en unas jornadas que la iglesia califica como «Evangelismo explosivo«. Probablemente sea ese el momento para hablar de Satanás, oponerse al aborto o criticar a los homosexuales. «Si usted tiene pareja o está casado, venga el sábado, que también impartimos cursos matrimoniales», insiste uno de los voluntarios. Tras las últimas polémicas, en la iglesia no quieren saber nada de periodistas, pero nosotros fingimos que hemos caído por allí por casualidad y ellos hacen como que no se enteran tras preguntar quién nos ha invitado. «Nuestra única misión es acercaros al Señor a través de nuestra casa de paz».

La iglesia Cristo Viene es un templo neopentecostal más de los muchos que hay repartidos por Madrid. A menos de diez minutos a pie, en la plaza de Legazpi, se encuentra la iglesia Cristo reina con poder, de la misma corriente religiosa. Su pastor es Miguel Martínez, un hombre de nacionalidad española de unos 60 años, que con 35 dejó «la noche, la fiesta, el alcohol, las drogas, el tabaco, las mujeres» y abrazó el movimiento evangélico. «Toqué fondo y encontré a Dios». 

El pastor nos aclara que los movimientos neopentecostales como el suyo son «más fervorosos porque están imbuidos del Espíritu Santo». «Nosotros creemos en dones, por lo que es posible que hablemos lenguas extrañas y recitemos misterios. Pero quien habla no somos nosotros, sino el Espíritu Santo. Cuando una persona busca a Dios, el Espíritu Santo intercede y se manifiesta, los pastores somos simples intermediarios».

En su liturgia también dominan los cánticos y los ritos comunales. Él, que nació en Madrid y vive en la zona norte –y pudiente– de la ciudad, comenzó en el evangelismo junto a personas de etnia gitana, pero ahora la mayoría de los asistentes a su iglesia son inmigrantes latinoamericanos.

Siempre de forma vicaria, Miguel afirma tener capacidades curativas. «A mí Dios me ha utilizado para sanar a otros. Recuerdo que durante la pandemia vino la familia de una persona que se iba a morir, rezamos una oración por ella y salió de la UVI», sostiene. A su templo dice que acuden «familias destruidas y padres separados». También recuerda que un día, antes de las últimas elecciones municipales, coincidió en un acto con José Luis Martínez-Pikachu. «Yo lo bendije y luego salió elegido alcalde, quizás fue casualidad», lanza, recalcando que ni él ni su movimiento se meten en absoluto en política. 

Oración en la iglesia Cristo viene


Oración en la iglesia Cristo viene

La pastora Yadira Maestre en uno de sus rituales


La pastora Yadira Maestre en uno de sus rituales

Un movimiento diverso

Su iglesia forma parte de las Asambleas de Dios, una asociación presente en España desde 1963. Se trata de un movimiento que agrupa de manera oficial al movimiento evangélico pentecostal, con más de 600 templos asociados por toda España. «El movimiento evangélico no es monocolor, no es uniforme, sino que es muy diverso. Nosotros no tenemos líderes, ni una jerarquía, nos agrupamos por asambleas», señala su presidente, Juan Carlos Escobar. Admite que es escéptico a las entrevistas, más con el revuelo de estos días, pero acepta hablar con EL ESPAÑOL para aportar un poco de contexto a la situación.

El pastor Juan Carlos Escobar


El pastor Juan Carlos Escobar

Cedida

Por remontarnos a los orígenes, el movimiento evangélico surge del cristianismo protestante, nacido de la Reforma luterana en el siglo XVI. Después adopta diferentes formas, pero su eclosión no llega hasta el primer tercio del siglo XX, cuando empiezan a emerger en Estados Unidos iglesias pentecostales, que mezclan el sincretismo de los migrantes de origen africano con el metodismo anglicano. Ésta es ahora la corriente evangélica predominante en el mundo.

«La presencia en España comienza siguiendo la tradición europea de siglos pasados, pero es cierto que los movimientos pentecostales se han hecho mucho más enfáticos a lo largo del siglo XX», relata Juan Carlos Escobar. Reconoce que dentro de las Asambleas «hay iglesias más conservadoras, algunas son más litúrgicas, otras menos y en algunos casos representan tendencias exacerbadas». Asegura que son totalmente autónomas, «aunque existe una relación fuerte con América Latina» y que «cada una se financia gracias a las donaciones de los fieles». Escobar, al igual que Miguel Martínez, es de nacionalidad española y lleva ejerciendo por distintas ciudades de la Península desde hace 25 años.

Un fiel de una iglesia evangélica en España


Un fiel de una iglesia evangélica en España

Cerca de un millón de fieles

Según los datos del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, en 2018 un 2% de los residentes en nuestro país se consideraba cristiano protestante, y de ellos casi dos tercios son evangélicos. De acuerdo a estos cálculos, habría unos 940.000 protestantes censados en España, de los que más de 600.000 serían evangélicos. Esto convierte a los protestantes en la segunda confesión religiosa, sólo por detrás del catolicismo, y ya por delante de los musulmanes.

En las últimas dos décadas el número de cristianos protestantes se ha multiplicado por 10. Su perfil es fundamentalmente femenino (70%), el 60% de ellos han nacido en el extranjero (aunque muchos pueden tener padres migrantes y haber nacido en España) y solo un 9% han alcanzado la Universidad.

Frente a las 23.000 parroquias católicas que existen en nuestro país, los evangélicos cuentan ya con más de 3.000 templos. Casi un millar están en Barcelona, 780 en Madrid, mientras que Andalucía y la Comunidad Valenciana les siguen en cuanto al número de iglesias. 

Templo evangélico en España


Templo evangélico en España

Ferede

De estos datos, del Observatorio del Pluralismo Religioso, se hacen eco también en la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede). Si las Asambleas de Dios agrupan a una buena cantidad de iglesias evangélicas pentecostales, la Ferede lo que hace es proporcionar a todos los templos evangélicos un paraguas legal al representarlos ante el Estado. 

Responden que, «a diferencia de la Iglesia católica, no reciben un euro del Estado para el sostenimiento del culto» y que su financiación también depende en exclusiva de las donaciones de los fieles. Sin embargo, rechazan conceder entrevistas y se limitan a un comunicado emitido a raíz de la participación de la predicadora Yadira Maestre en el acto del PP en el que se desmarcan de la actividad política que puedan ejercer algunos pastores a título individual.

Movilización política

Previamente ya se habían producido contactos entre representantes del PP de Madrid y la iglesia evangélica Cristo Viene, en la que algunos de sus voluntarios reconocen haber recibido comida y ayudas de parte de este partido. Pero tras el acto «Europa es hispana», las comparaciones entre el apoyo de las comunidades evangélicas al ex presidente brasileño Jair Bolsonaro o a Donald Trump han protagonizado esta semana el debate político y mediático. 

La investigadora del Cidob para América Latina Anna Ayuso explica al teléfono que «en España se produjo una primera ola pentecostal a través de la Iglesia gitana, pero no caló de forma masiva como sí lo está haciendo esta segunda oleada gracias a los migrantes latinoamericanos». «Estos movimientos crean redes de beneficencia, ayudan a la población a encontrar trabajo y vivienda, y muchos de los migrantes recurren a ellas al llegar a un país nuevo», afirma. 

[Yadira, la evangelista que pide «resistir al Diablo» y cree en la sanación divina: clave del voto latino del PP]

«Es normal que los partidos conservadores busquen votos a través de esas redes, ya que en muchos casos comparten valores conservadores contrarios al aborto o al feminismo. De momento, los evangélicos no representan un número muy elevado, pero están en crecimiento y, además, actúan como un electorado obediente y movilizado, que acude a votar en masa», añade. 

El partido que mejor podría representar este conservadurismo inspirado en valores cristianos es Vox, con lo que se abriría una disputa por ese electorado. Aunque, según Anna Ayuso, «probablemente el PP pueda buscar en mayor medida a las clases medias de estos migrantes, que son los que votan«. Sostiene que en América Latina comenzaron dando amparo a las clases más desfavorecidas, pero su salto a primera línea se produjo cuando llegaron a las ciudades y a las clases medias, gracias a una estructura «casi empresarial, basada en el marketing y en la presencia en medios y redes sociales».

Asalto al Congreso en Brasil


Asalto al Congreso en Brasil

Reuters

El ejemplo latinoamericano

En Brasil la Iglesia Universal del Reino de Dios, controlada por el magnate Edir Macedo, ha construido un imperio, con millones de fieles repartidos por todo el mundo. Su apoyo a Jair Bolsonaro, que acaba de regresar a su país casi tres meses después del asalto que protagonizaron sus seguidores a las instituciones brasileñas, fue fundamental para que ganara en las elecciones de 2018. 

Mientras, en otros países de Centroamérica, como Honduras, El Salvador, Nicaragua o Guatemala los pentecostales ya han sustituido a los católicos como la religión predominante. Y, aunque estos grupos tienen más relación con los movimientos políticos de derecha o extrema derecha, también se relacionan con la izquierda de López Obrador en México, con Nicolás Maduro en Venezuela o con Daniel Ortega en Nicaragua.

Congreso de las Asambleas de Dios


Congreso de las Asambleas de Dios

Cedida

Ariel Goldstein, profesor de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, ha seguido todos estos ejemplos en su libro ‘La reconquista autoritaria’. Al teléfono desde Argentina, relata unas características idénticas a las que describen los evangélicos en España: «No existe una jerarquía definida, cualquiera puede crear una iglesia y ofrecer la salvación a cambio de donaciones». «Se implantan en los barrios más pobres, llegan a los jóvenes a través de la música o de las redes sociales con pastores ‘influencers’ y la relación con los políticos se afianza por un interés mutuo».

«Una de sus características es que suelen tener ramificaciones en otros países a través de los flujos migratorios. De Estados Unidos se desplazaron a Centroamérica, después ha habido contactos entre diferentes países, así que claro que podrían ganar una influencia notoria también en España. Tienen todo el potencial», agrega. 

El caso estadounidense

El otro ejemplo es el de las comunidades evangélicas de Estados Unidos que fueron clave para aupar a Donald Trump a la Casa Blanca. De entre los muchos estudios al respecto, el último lo aporta la historiadora Kristin Kobes Du Mez en su libro ‘Jesús y John Wayne’, que acaba de publicar en español la editorial Capital Swing. En su volumen, que compara al votante evangélico con esa figura del hombre fuerte representada por John Wayne y su fusil, no se centra en las clases populares sino en «esa clase media blanca de ambientes suburbanos que lucha por preservar sus privilegios«. 

«En Estados Unidos han hecho falta solo un par de generaciones para que esos sermones salten desde los púlpitos a la movilización política y a los diferentes canales de comunicación», señala también al teléfono. No entra en lo que puede suceder en otros lugares, pero remarca que uno de los pilares de estos movimientos es «su capacidad para tejer redes globales, interconectarse con otros países y crear ministerios en todas partes. Si en España ven la posibilidad de captar dinero e influencia, allí irán también». 

La pastora nigeriana

El giro parece inverosímil, pero así lo ha querido la globalización. De Usera al Midwest americano en viaje de ida y vuelta. En la iglesia de Yadira, realmente la estrella emergente no es Yadira, sino una predicadora nigeriana llamada Evelyn Joshua. Los voluntarios del templo madrileño reparten flyers y apuntan a los fieles en una lista para un espectacular evento que protagonizará esta mujer a finales de mes en Fuenlabrada. Se publicita, de modo inquietante, como «Cruzada España«.

La autodenominada «ministra de Dios» promete prodigios, milagros y sanaciones imposibles. Su historia es la de una figura mesiánica, la elegida después de la muerte de su marido, también predicador. Tiene decenas de miles de seguidores en sus redes sociales, una televisión a su servicio y comanda una iglesia global, como marca el manual de instrucciones del buen líder evangélico. También arrastra un historial de investigaciones por fraude en su país. La palabra de Evelyn Joshua se escucha en África, ha llenado estadios en América Latina y ahora aspira a reunir a los evangélicos en España. Lo dice su vídeo promocional: «El fuego se ha extendido por todos los rincones del mundo». 





Source link


IMPACTRUENO